lunes, 8 de octubre de 2018

OTRA VEZ SÁBADO 6 DE OCTUBRE DE 2.018


OTRA VEZ SÁBADO


Había decidido no insistir en el tema, pero nos jugamos mucho haciendo malas interpretaciones de algo tan sensible como la mejor meta del feminismo. La IGUALDAD a la que tenemos derecho todas las personas, cualquiera que sea su tendencia, forma de ver la vida y cualquiera otra circunstancia que nos diferencie. Pero o no nos explicado bien, o no hemos entendido que los derechos comportan responsabilidades. Todo esto viene a cuento del tan aireado grafitti del artista Idígoras. Este artista al que admiro, aunque no conozco, en su derecho y generosamente, decidió regalar al barrio malagueño de Lagunillas, a lo que según he leído le movió su admiración y respeto al resurgir del barrio, al de un hombre admirable, Miguel Chamorro, que inició esa recuperación, y ya puestos, su admiración a Vicente Aleixandre, insigne poeta y premio Nobel de Literatura, también enamorado de Málaga, a la que dio el nombre de Ciudad del Paraíso.
Como artista se hizo una idea de lo que quería plasmar y decidió llamar a su trabajo “La esquina del Beso” con la composición que le pareció mejor, en uno de cuyos ángulos escribió un verso de Aleixandre. El poeta Aleixandre, nada sospechoso de machismo, en su verso habla de dónde según él está la memoria del hombre, quizás del hombre que él se sentía, y mire Vd. por dónde, llega una persona, no se sabe si hombre o mujer, y decide que hay que mancillar el mural porque no ha tenido en cuenta la memoria de las mujeres. Idígoras, en su derecho, borra la frase insultante, pero a posteriori decide borrar el mural, también en su derecho, aunque su derecho nos prive de la contemplación de un mural, a mi gusto muy hermoso. Ha habido comentarios de todos los gustos, algunos de gusto bastante sospechoso, no solo de mal gusto, sino de desconocimiento de lo que es el feminismo, y esto a mí me preocupa mucho más que lo de quedarme sin poder ver el mural, del que afortunadamente quedan fotos. De la mala formación en feminismo es de lo que verdaderamente tenemos que preocuparnos, porque si la famosa frase la ha escrito un hombre mal intencionado, a eso ya estamos acostumbradas las feministas, lo grave es que la haya escrito una mujer, que con su acto deja claro dos cosas, una que no tiene idea del daño que ha hecho y la otra que no ha asumido que con su condición de mujer tiene el derecho de defender aquello en lo que crea y la responsabilidad de respetar, sin atropellar a nadie, que para que no se nos atropelle es por lo que andamos en el feminismo.
Y para cerrar este sábado, anunciar que mañana en la c/ Alcazabilla declaramos la Paz y esperamos estar todas porque el motivo bien lo merece.

lunes, 1 de octubre de 2018

OTRA VEZ SÁBADO 29 DE SEPTIEMBRE DE 2.018



Esta mañana, aunque tengo muchas cosas para comentar rondándome por la cabeza, una vez consultada mi niña (qué sería de mí sin ella¡¡¡), hemos decidido que me dedique a la reflexión amable de lo que ha dado de sí la semana. Lo bueno existe, pero por desgracia, lo malo de esta semana ha sido insoportablemente malo. Y gritarlo no lo soluciona, ni los minutos de silencio, ni las manifestaciones de repulsa, ni leyes poco resolutivas, así que habrá que plantearnos y plantear a nuestros legisladores, que en tanto la mente de los asesinos siga teniendo más poder que el poder de la justicia, nos hace falta encontrar la manera de neutralizar esta aberrante locura, y parar la lista de mujeres y criaturas muertas a manos de quienes prometieron cuidar sus vidas.
Y pidiendo disculpas por este estallido de dolor, vamos a lo pactado.
Esta semana, toda entera, algunas de mis mujeres y yo la hemos dedicado, casi en exclusiva, a formarnos en lo que supone el desarrollo sostenible. Los días 20 y 21 Acudimos a Tabacalera, convertida casi en nuestra casa común, a las Jornadas “Participación Ciudadana con Perspectiva de ODS” ofrecidas conjuntamente por nuestro Ayuntamiento y Cifal. Los días 27 y 28, Cibervoluntarios, en el  Teatro Echegaray, nos ha ofrecido,  sus Jornadas “EmpoderaLive 2.018”, conjuntamente con Ayuntamiento, UNITAR Y CIFAL, igualmente dedicadas al desarrollo sostenible. Esto supone una enorme riqueza de conocimiento para crear conciencia de que el desarrollo y el progreso que hasta ahora lo hemos hecho teniendo en cuenta sólo el rendimiento económico, sin reparar en el daño hecho  al Planeta, hay que enfocarlo de forma en que, sin dejar de ser desarrollo, sea sostenible y justo. Lo de sostenible y justo, naturalmente tiene multitud de facetas, muchas de las cuales, no nos engañemos, se conseguirán a largo y algunas a muy largo plazo, pero si empezamos a recorrer el camino adecuado ya, ese menos daño que haremos.
A mí personalmente, en uno de los talleres de esta semana ha traído a mi vida el precioso regalo de un ángel.

domingo, 23 de septiembre de 2018

OTRA VEZ SÁBADO 22 de septiembre de 2.018


OTRA VEZ SÁBADO


Me gustaría levantarme una mañana de sábado, asomarme a esta ventana y gritar con todas mis fuerzas: ALELUYA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
Pero lo que hay es lo  que hay. Así que voy a intentar aclararme con lo que tengo, que es lo que hay. Estos dos últimos días, o sea, jueves y viernes próximo pasado, más calentito imposible, he acudido a las Jornadas “La participación ciudadana con perspectiva de OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE”.
Y no es que no barruntemos desde hace algún tiempo que vamos por mal camino en cuanto a lo que hacemos con la conservación del Planeta, pero una cosa es considerarlo así como de pasada, y otra que se te ponga por delante con cifras, mapas, estadísticas y estudios científicos. Los ODS tienen marcada una hoja de ruta de hasta el año 2.030, lo que no significa, ni de lejos, que para esa fecha se hayan solucionado los muchos aspectos que contempla. Quiere decir esto que, la supervivencia del Planeta depende de que logremos un desarrollo sostenible en todo el Planeta, y hasta la fecha, sólo cumplen esas condiciones los países del norte de Europa y algún que otro puntito insignificante de América, y quedamos fuera o casi, el resto de Europa, toda África, toda Asia, y toda América. Visto en el mapamundi, impresiona y descorazona, lo aseguro.
La Tierra no es que se esté cobrando lo que le hacemos, es que reacciona a nuestra acción, y nuestra acción se debe a que una sola especie de seres vivos que la habitamos, la Humana, con su desarrollo intelectual, además de inteligencia, ha generado ambición, egoísmo, ansia de poder, indiferencia al dolor ajeno, y así hasta situarnos en el punto en que nos encontramos, cercano ya al punto de no retorno. Y si no frenamos a tiempo, en la esperanza de que aún lo estemos, tanto los culpables, como los inocentes, estallaremos con nuestra casa común, y se acabó lo que se daba.
Todo esto lo siento y lo escribo, pero, soy una optimista realista con un puntito de utopía, y pienso que la raza humana está formada por miles de millones de personas que, aunque representamos un solo granito de arena a nivel individual, juntas formamos una inmensa playa, y si todas cumplimos con nuestra parte de responsabilidad de no dañar y de exigir a nuestros gobernantes la suya de cumplir erradicando los daños que no podemos erradicar las personas, estaremos a tiempo de permitir que las futuras generaciones tengan derecho a vivir, eso sí, con un desarrollo sostenible.
Y también las mujeres y los hombres del futuro disfruten de eso tan difícil y hermoso que llamamos VIDA.

sábado, 15 de septiembre de 2018

OTRA VEZ SÁBADO 15 de septiembre de 2.018


OTRA VEZ SÁBADO


Esta mañana de sábado, antes de asomarme a esta ventana, me he planteado seriamente la conveniencia o no de asomarme. La conveniencia o no de reflexionar con la capacidad suficiente de hacer una reflexión que no sólo me sirva a mí sino que ayude a quien me lea a reflexionar también. No quiero decir que tengamos necesariamente que reflexionar sobre lo mismo, no. Simple y llanamente reflexionar, cada cual lo haga sobre algo que le esté afectando personalmente,  y lo haga sobre las consecuencias personales de quien se haya decidido a hacerse una reflexión, o más ampliamente en la forma que pueda afectar a otras personas. Y no es que no tenga motivos, los tengo, pero muy poco deseo de hacerme una reflexión seria y a partir de ahí tomar una determinación, que presumo que tome la que tome, no me va a gustar.
Y dicho lo dicho, ayer asistí al Foro de Ágora. La Federación de Asociaciones de Mujeres Ágora, tiene marcadas sus prioridades y pone todo su empeño en atenderlas. El Foro de ayer dedicado a debatir y analizar el Real Decreto Ley 9/2.018, reunió a un buen grupo de mujeres y una pequeña representación de hombres, en torno al Decreto y las posibilidades de mejorar en todos los terrenos la situación de la violencia de género y sus funestas consecuencias. Deja respirar con cierto alivio el hecho de ser testigo de que en este tema parece haber bastante consenso en la forma de modificar ciertos aspectos de la Ley, a todas luces ineficaces, que mejorarán sensiblemente su aplicación y consecuentes resultados. La asistencia al foro estuvo compuesta por representantes de la política, Presidentas de distintas federaciones de asociaciones de mujeres, presidentas de asociaciones de mujeres, y alguna invitada más entre las que me honro en haber estado. A esperar resultados y desear que la espera no se haga demasiado larga.
Y desde aquí mi felicitación más sincera a las mujeres gestoras de estos actos. Pepi Sierra, Maria Nieves Gomez Crespillo, Cristina Bornao, Maria Jose Moreno y alguna más que me queda descolgada por ahí.

domingo, 9 de septiembre de 2018

OTRA VEZ SÁBADO 8 DE SEPTIEMBRE DE 2.018


OTRA VEZ SÁBADO


Hoy ha amanecido nublado, algo triste el color de la mañana, en fin, como nos lo tenía anunciado la meteorología, y por lo mismo, este ánimo mío, sensible al color y al calor, más bien ligeramente alicaído. Muy temprano me han despertado los graznidos de las gaviotas que vienen tierra adentro a buscar en nuestros cubos de basura la pitanza que el mar les niega por nuestra culpa, porque la acción humana, la más dañina de las especies animales, allí donde ponemos el ojo de nuestra avaricia, terminamos haciendo un desierto incapaz de alimentar a nadie más. Para despejarme un poco, he cambiado de escenario y una humilde flor de calabaza me ha subido un poco la moral, y ya algo más en consonancia con mi talante de buen conformar, me he sentado delante de esta ventana virtual, habiendo hecho previamente una foto a mi flor para compartirla. Y aquí estoy, mirando a ver qué entuerto acometo, o mejor me callo y dejo correr el día en paz. Hoy Málaga festeja el día de su Patrona Nuestra Señora de la Victoria, que aunque es moderno y progre renegar de las creencias de nuestros antepasados, se da la circunstancia de que lo más moderno y más progre de la progresía, son quienes con más entusiasmo se apuntan a estas fiestas de celebrar actos cristianos, y se visten y decoran cumpliendo la tradición y siguen o preceden a una imagen sacada en procesión, sin olvidar si se puede, el bastón  honorífico correspondiente. Queramos o no, creamos o no, vivimos en una cultura cristiana, que por ser la nuestra, tendríamos que, no digo practicar, Dios me libre, lo de la práctica a mi entender, debe ser individual y totalmente privada, pero el respeto y la consideración, si no fuéramos tan viscerales, habrían de ser públicos, tal que hacemos, también por modernos, con creencias y costumbres foráneas, que hay que tener estómago, para aceptar algunas, sobre todo, en las que se refieren a la dignidad y los derechos de las mujeres. Y releído lo anterior, me hago cargo de que sin querer he terminado poniendo la lanza en ristre, así que, hasta aquí hemos llegao.
Muchas felicidades a mis Victorias, Victoritas, Victorichis, Vickys, Vitotis, Mavis, y por último a un Víctor y un Victorio, que guardo medio escondidos.